banner

Inicio
Quién Soy
Orientación Terapéutica
Tratamiento
Trayectoria Profesional
Formación y Asociaciones
Contacto

 
6. Indicios de abuso sexual
Los indicios no son señales inequívocas, sino indicadores de que algo va mal a nivel general, y más concretamente en la sexualidad. Es importante tenerlos en cuenta, pues cuanto antes se detecte el problema subyacente, antes se podrán buscar las ayudas necesarias. Así mismo, con frecuencia la víctima de abusos se queja con una mezcla de rabia y dolor: ”¿Cómo, en mi familia, nadie se dio cuenta de que algo serio me pasaba? ¿de que si era rebelde, no comía, no aprobaba, me hacía pis…, debía ser por algo? ¿de que algo fuerte me debía estar pasando?...”Pues bien, estos son los indicios más frecuentes:
 
a) En Niños:

  • Sin causa aparente,aparecen cambios repentinos en el apetito,control de esfínteres.
  • Dificultades para caminar o sentarse: sangrados, secreciones intensas, infecciones frecuentes.                            .   
  • Dificultades de atención, concentración, memoria.
  • Estado de hipervigilancia y alerta.
  • Fuerte nerviosismo cuando aparece una persona concreta, aunque sea de la familia.
  • Tristeza, depresión, ansiedad elevada.
  • Dificultades y miedos al ir a dormir. Pesadillas intensas.
  • Retraimiento social. Desconfianza.
  • En el area de la sexualidad es donde más indicios suele haber:
  1. De repente no quieren cambiarse de ropa ante otros, en el gimnasio…
  2. Erotización elevada, masturbación compulsiva.
  3. Conocimiento de la sexualidad inapropiado para su edad. Palabras de significado sexual compartidas con otros niños,animales…
  4. Actitud seductora, actitud exhibicionista.
  5. Rechazo del propio cuerpo.
También como posible señal de alerta, hay que desconfiar de los padres, cuidadores,… que son muy celosos y controlan excesivamente a la familia, que limitan el contacto del niño con ottros niños…; y que tienen una vida de poca relacion con el exterior, misteriosa, u obscura.    

b) Con los Adolescentes y Jóvenes.

Se suelen repetir los mismos indicios que con los niños.

Conviene prestar atención al adolescente o joven que presenta una valoración o admiración excesiva hacia un adulto concreto, con el que suele verse a solas (conversaciones, viajes…), y con el que mantiene una relación asimétrica. Más aún si este adulto es excesivamente halagador, espléndido …,con el conjunto de la familia, pues puede estar ejerciendo una seducción generalizada, para actuar valiendose de la ceguera de los otros.

También, con frecuencia, el escaparse de casa, los problemas de drogas, los embarazos…,suelen ocultar un  abuso sexual. No encuentran su lugar, se sienten vejad@s en su dignidad, o se identifican con el como han sido tratad@s: ”si me tratan como una puta, me comporto como tal porque así me siento.”

Recordad que los indicios son indicadores de que algo va mal. Por tanto, si se  trata de una persona adolescente, joven  adulta, que se pregunte qué le está ocurriendo en su sexualidad, con su pareja…Si se trata de un@ niñ@ serán los padres y personas de su entorno quienes se tendran que hacer dicha pregunta, y buscar la respuesta por muy dura que sea: ante la realidad no se pueden cerrar los ojos. Tened en cuenta que el entorno, (familiares, amigos,profesores…), tienen un papel fundamental siempre, pues con frecuencia la víctima, ni siquiera siendo adulta, es consciente de estar sufriendo un abuso sexual.
 
 

Copyright 2009 María Calvente | Todos los derechos reservados | Aviso legal